LECCIONES SOVIÉTICAS DE QUÍMICA PARA EL PUEBLO

logosmirdefblanco

En abril del año 2011, acudí, como había hecho antes decenas de veces, a la Biblioteca México (la de Ciudadela). Estaba cerrada y en la entrada había un letrero que anunciaba la suspensión temporal del servicio junto con una lista de bibliotecas a las que se podía acudir como alternativa.

Esa suspensión temporal duró prácticamente los años 2011 y 2012.

Quince años antes esto hubiera supuesto una atrocidad. Antes de la inauguración de la Biblioteca José Vasconcelos (la de Buenavista), ninguna biblioteca pública de la zona centro hubiera podido sustituir a la Biblioteca México. La “Miguel Lerdo de Tejada”, aunque tiene un excelente acervo, no brinda tantas obras generales como la México. Ahora tenemos la Vasconcelos, cuyo repositorio, además de resguardar una gran cantidad de libros, cuenta con volúmenes bastante recientes en comparación con los de la México (hecho que la hace imprescindible).

Además, a finales de los noventa todavía no era sencillo acceder a Internet. Y quienes nos interesábamos por saber algo o conocer más sobre algún tema particular, teníamos que recurrir obligatoriamente a la biblioteca.

Quienes acudimos frecuentemente a la Ciudadela a visitar su bella biblioteca esperamos pacientemente la reapertura del recinto. La inauguración nos dio la sorpresa de una configuración totalmente diferente. Ahora se destinaban cinco salas a resguardar el acervo particular de igual número de notables bibliófilos.

El acervo original, que antes de su cierre estaba dividido en cuatro salas (Consulta, Ciencias Sociales y Filosofía, Ciencias Exactas y Literatura), ahora fue conjuntado en su totalidad en una sala muy amplia. En principio sentí un gran alivio cuando me di cuenta de que los libros que yo consultaba y que en ningún otro lugar los había podido encontrar, estaban allí. Me refiero a El Amante de A.B. Yehoshua y los tres tomos del Libro de las Mil y Una Noches de la editorial Aguilar, traducida y comentada por Rafael Cansino Assens. Apenas pasaría un año para que este último desapareciera de allí para no volver.

Una colección compuesta de libros de editoriales actuales queda privada de textos de casas editoras ya extintas. Algunas de las editoriales que desparecieron de manera relativamente reciente son la Editorial Novaro o la soviética Mir. Quisiera dedicarle unas líneas a ésta.

En la segunda parte del año 2000 tuve la oportunidad de cursar la asignatura de “Electromagnetismo” con el profesor Sergio Mateos Cortés. Apenas unos meses antes en nuestra universidad habían sucedido acontecimientos políticos muy complejos que aún no terminamos de comprender: el movimiento, las manifestaciones, la entrada del ejército, etc.  Y allí estaba yo sentado en un pupitre en el cuarto piso del edificio B de la Facultad de Química, escuchando esas inolvidables lecciones del Dr. Mateos. Y allá quedaban algunos, tras las rejas, y su condena por defender nuestro derecho a la educación pública y gratuita.

La palabra “Electromagnetismo” que daba nombre a esa cátedra de segundo semestre dice muy poco. No podría trasladar a las palabras aquellas lejanas clases, de las cuales, contra mi voluntad, sólo me perdí la mitad de una.

En aquella singular clase, el Dr. Mateos nos asignó en la bibliografía, libros poco comunes. De contenido muy diferente y de editoriales poco conocidas para la mayoría de mis compañeros y hasta descontinuadas. Una composición que después me resultó muy atractiva.

Al principio del semestre el profesor nos pidió de forma obligatoria las fotocopias del capítulo “Álgebra Vectorial” de un libro llamado “Problemas de Geometría Analítica” de David Viktorovich Kletenik. La incomodidad de no encontrarse en la biblioteca de la Facultad de Química produjo que nadie llevara el material. Así que fue finalmente el profesor quien nos proporcionó las fotocopias de su ejemplar.

kletenik

Fue totalmente satisfactorio y placentero resolver los problemas de ese libro. Me exigió trabajar y razonar de una forma diferente. Varios de ellos no eran como los que estábamos acostumbrados a resolver. Ese tipo de planteamientos deben ser habituales para estudiantes de matemáticas y de física, pero no para los de química. Esto me llevó a buscar el resto del libro, el cual encontré en la Facultad de Economía.

Me gustó el texto. Y me llamó la atención que era de un autor soviético y que había sido editado en la misma Unión Soviética (cuando aún existía). Así se leía en el colofón.

colofón

También noté el símbolo de la editorial y el nombre: “Mir” (que significa “Paz”). En ese entonces yo asociaba esa palabra con la estación espacial soviética. Creo que dicho símbolo representa el planeta Tierra envuelto por un brillo asimétrico y rodeada de un óvalo que contiene en caracteres cirílicos las palabras ИЗДАТЕЛЬСТВО МИР, es decir Editorial Mir.

Logo Mir

Así que inicié una búsqueda de otros libros de la misma editorial. La mayoría de los que encontré en las bibliotecas de Ciudad Universitaria, eran de matemáticas y de física. No era tan difícil reconocerlos, pues el símbolo del mundo brillante está en el lomo de la mayoría de éstos. Casi todos los que revisé me gustaron. Y digo “casi todos” porque hubo algunos muy especializados, como de topología o de geometría diferencial, que no alcancé a descifrar.

En la Biblioteca México (la de Ciudadela), también me encontré libros de la editorial. Hallé algunos de los técnicos, pero allí descubrí que la editorial también publicaba de divulgación. En esa maravillosa biblioteca pude conocer algunos de los textos de Yakov Perelman (1882-1942) (Física Recreativa, Álgebra Recreativa, etc.), los cuáles tal vez sean los más célebres de la editorial. Esos libros de Perelman, junto con otros soviéticos, nos siguen ofreciendo algo diferente y único, que difícilmente encontraremos en otros textos. Por eso se han vuelto clásicos.

Me di cuenta de dos cosas: que el símbolo en el lomo me garantizaba un excelente texto y, además, que esos libros se encontraban perdidos entre un océano de otras editoriales. Con el paso del tiempo también descubrí que para muchos -la gran mayoría- de mis compañeros esos textos son desconocidos. Sin embargo varios profesores estaban familiarizados con ellos.

DSC02057

Según lo que cuentan, entre la década del sesenta y del ochenta, era relativamente sencillo acceder a esta serie de libros que en el futuro se convertirían literalmente en objetos de culto y varios títulos prácticamente inaccesibles.

Una historia de la editorial Mir puede leerse en Wikipedia. Allí se cuenta como, efectivamente, la editorial producía libros de matemáticas, física, astronomía e ingeniería (principalmente), y, en menor medida, de geología, química y biología. Lo que puede leerse también entre líneas es que la mayor producción de estas obras, fue, naturalmente, durante la época de la llamada Guerra Fría.

La editorial también traducía y editaba en Moscú muchos de los libros. Entre los idiomas estaban el inglés, el francés, el árabe y el español. Esto con el fin de exportarlos a diversos países del mundo, entre ellos México.

No me tocó vivir la “época soviética”, pero algunos de mis profesores me han contado algunas cosas sobre los libros. Recientemente una profesora me platicó que con el dinero necesario para adquirir un ejemplar de autores norteamericanos renombrados como Resnick y Halliday o Alonso y Finn, se podía comprar cuatro o cinco títulos de autores soviéticos de la editorial Mir. Porque una de las características de esos libros era su bajo precio. No obstante, el contenido es muy distinto. Decía dicha profesora que había temas bastante avanzados que sólo se trataban en las obras soviéticas y que, de igual forma, cierto tipo de problemas sólo se encuentran allí.

No debería sorprendernos que muchas de las editoriales que nos son familiares tengan su sede (u oficinas) en Estados Unidos y que varios, quizá la mayoría, de los libros científicos y técnicos que consultamos (en bibliotecas públicas, porque una de las características de esos libros es su alto precio) durante los primeros semestres sean de autores de ese país. Eso nos abre las puertas a excelentes libros, pero al mismo tiempo se nos priva de conocer los textos de otras naciones que se han destacado en aspectos de ciencia y tecnología, como China, India, Brasil, Alemania, etc. No sé si también sea una de las razones por las cuales en México se haya producido pocos libros de texto de disciplinas de ciencia e ingeniería.

La editorial Mir nos abría las puertas del mundo de la ciencia y técnica soviéticas.

Por supuesto, lo que a mí me interesaba era saber si existían libros de química de la editorial Mir. Encontré algunos. En realidad muy pocos. Los de matemáticas, física, ingeniería y astronomía son más o menos comunes. Por eso los estudiantes de estas disciplinas deben estar más familiarizados con esta editorial. No los de química. En toda la carrera ninguno de mis profesores de química incluyó en la bibliografía un solo libro de la editorial.

Conforme fui conociendo estos libros, pude descubrir que la editorial tenía una notable colección de obras de divulgación. Al igual que los técnicos, éstos muestran un contenido totalmente diferente. Otra narrativa. Es necesario leerlos para descubrir esa forma alternativa de divulgar la ciencia. Forma, a mi parecer, extraordinaria.

Un par de colecciones son las que albergan los libros de divulgación de la química de la editorial Mir: “Ciencia Popular” (nombrada en inglés “Science for Everyone”) y la casi desconocida “Los científicos a los escolares”. Para encontrar apenas una decena de éstos en las bibliotecas públicas de la Ciudad de México se requería invertir mucho tiempo.

fialkov

La llegada del internet ha hecho posible que de ser poco accesibles estos ejemplares de la editorial Mir estén al alcance de todo aquel que cuente con una conexión. Sin embargo, hasta el momento no he visto un solo libro de la editorial que se pueda ver, aunque sea parcialmente, en Google Books. Pero, por otra parte, en muchos sitios se encuentran vínculos para descargar muchos de éstos en formatos .pdf o .djvu. Sobre todo las traducciones al inglés. Sabiendo buscar puede uno hacerse de alrededor de un cuarto de millar de títulos. Pero aún con toda esa pesquisa de más de una década en las bibliotecas y una búsqueda constante en internet, hay algunos libros de química y de su divulgación que sé de su existencia pero que nunca los he tenido en mis manos. Quizá aparecerán en algún momento.

A continuación presento esta recopilación particular de títulos de libros de química y temas afines de autores soviéticos. Puedes acceder a algunos de ellos haciendo clic sobre el título. Saludos a todos.

afanasiev

Afanasiev V.A., Zaikov G.E. In the Realm of Catalysis. Moscú, Mir, 1979.

alekseev

Alekseev G.N. Energy and entropy. Moscú, Mir, 1986.

03-Alexeiev

V.N. Alexeiev. Semimicroanálisis Químico Cualitativo. Moscú: Mir, 1975

04-Damaskin

B.B. Damaskín y O.A. Petri. Fundamentos de la electroquímica teórica. Moscú: Mir, 1981

diamante

Deriaguin Boris Vladimirovich. Crecimiento de diamante y grafito a partir de la fase gaseosa. Moscú, Nauka, 1977. EN RUSO

05-Deriaguin

B.V. Deriaguin y D.V. Fedoséev. Los diamantes son preparados por los químicos. Moscú: Mir, 1983.

deriaguin

B.V. Deriaguin y D.V. Fedoséev. Los diamantes son preparados por los químicos. Moscú: Pedagógica, 1980. EN RUSO.

dmitriev

Dmitriev I.S. Molecules without chemical bonds. Moscú, Mir, 1980.

erij

V.N. Érij, M.G. Rásina y M.G. Rudin. Química y tecnología del petróleo y del gas. Moscú: Mir, 1988.

fersman

Fersman A. Geochemistry for Everyone. Moscú. Ediciones en Lenguas Extranjeras, 1958.

fialkov1

Fialkov, Yuri Yakovlevich. ¡Disparen al núcleo!, 1966. EN RUSO

fialkov3

Fialkov, Yuri Yakovlevich. En la casilla número…, 1969. EN RUSO

fialkov4

Fialkov, Yuri Yakovlevich. La luz de lo invisible, 1984 EN RUSO

fialkov5

Fialkov, Yuri Yakovlevich. La novena cifra decimal. 1963. EN RUSO

10-La-Novena-Cifra-Decimal

Y. Fialkov. La novena cifra decimal. Moscú: Mir, 1966.

fialkov6

Fialkov, Yuri Yakovlevich. No sólo en el agua, 1989. EN RUSO

11-Fialkov esp

Yu. Ya. Fiálkov. Propiedades extraordinarias de las soluciones corrientes. Moscú: Mir, 1985.

fialkov7

Yu. Ya. Fiálkov. Propiedades extraordinarias de las soluciones corrientes, Moscú, Pedagógica, 1978. EN RUSO

fialkov8

Fialkov, Yuri Yakovlevich. The extraordinary properties of ordinary solutions, Moscú, Mir: 1985.

fialkov9

Fialkov, Yuri Yakovlevich. Soluciones binarias. Kiev: Técnica, 1969. EN RUSO.

fialkov2

Fialkov, Yu. Ya., Grishchenko, V.F. Electrodeposición de metales a partir de disoluciones no acuosas. 1985. EN RUSO

flerov

Fliorov, G.N., Ilinov, A.S. En el camino hacia los superelementos. Moscú: Pedagógica, 1982. EN RUSO.

Ginzburg

Ginzburg Vitaly, Evgeny Andryushin. Superconductores. Moscú, Pedagógica, 1990. EN RUSO.

13-Gladkov

K. Gladkov. La energía del átomo. Moscú: Ediciones en Lenguas Extranjeras, sin fecha.

15-Glinka

N.L. Glinka. Problemas y ejercicios de química general. Lima: Editorial Latinoamericana, 1988.

2A Gueguzin

Ya. E. Gueguzin. El Cristal Vivo. Moscú: Mir, 1983.

17-Guerasimov1

Ya. Guerasimov, et al. Curso de Química Física. Tomo I. Moscu: Mir, 1971

18-Guerasimov2

Ya. Guerasimov, et al. Curso de Química Física. Tomo II. Moscu: Mir, 1971

lomonosov

Ishlinsky A. Yu., Pavlova G.E.. M.V. Lomonosov. Moscú: Pedagógica, 1986. EN RUSO

Kaganov

Kaganov M.I. Electrons, Phonons, Magnons. Moscú: Mir, 1981.

22-Karapetiants

M.J. Karapetiants y S.I. Drakin. Estructura de la Sustancia. Moscú: Mir, 1979.

electrons

Kitaigorodsky. A.I. Electrons. Moscú: Mir, 1981.

komissárov

G.G. Komissárov. Fotosíntesis. Un enfoque fisicoquímico. Moscú: URSS, 2003.

Konariov

B. Konariov. Qué es la química inorgánica. México: Quinto Sol, 1987.

atomo

Meilen Aronovich Konstantinovski. Sobre la estructura del átomo. Moscú: Malysh, 1978. EN RUSO

agua

Meilen Aronovich Konstantinovski. ¿Por qué moja el agua? Moscú: Malysh, 1987. EN RUSO

24-Kreshkov1

A. Kreshkov y A. Yaroslávtsev. Curso de química analítica. Análisis cualitativo. Moscú: Mir, 1985

25-Kreshkov2

A. Kreshkov y A. Yaroslávtsev. Curso de química analítica. Análisis cuantitativo. Moscú: Mir, 1985

26-Krestov

Krestov G.A., Kobenin V.A. From crystal to solution. Moscú: Mir 1980.

27-Krestovnikov

A.N. Krestóvnikov y V.N. Vigdoróvich. Termodinámica Química. Moscú: Mir, 1980.

28-Krichevski

I.R. Krichevski e I.V. Petriánov. Termodinámica para muchos. Moscú: Mir, 1980.

termo

I.R. Krichevski e I.V. Petriánov. Termodinámica para muchos. Moscú: Pedagógica, 1975. EN RUSO.

28.5-Landau

Landau L.D., Kitaigorodsky A.I. Molecules. Moscú: Mir, 1980.

29-Musakin

A.P. Musakin, et al. Problemas y ejercicios de análisis cuantitativo. Moscú: Mir, 1976.

31-Nekrasov

B.V. Nekrásov. Química General. Moscú: Mir, 1981.

32-Nikolaev

Nikolaev L. Space Chemistry. Moscú: Mir, 1976.

33-Olgin

Olgin O.M. Experiments without explosions. Moscú: Mir, 1988.

paton

V.E. Patón y A.N. Kornienko. El fuego cose el metal. Moscú: Mir, 1983.

37-Pikin

S. Pikin y L. Blinov. Cristales Líquidos. Moscú: Mir, 1985.

39-Potapov

V.M. Potapov y S.N. Tatarinchik. Química Orgánica. Moscú: Mir, 1979.

41-Savitski

I.N. Savitski y N.P. Tverdovski. Problemas y ejercicios de química inorgánica. Moscú: Mir, 1984.

43-Semishin2

V. Semishin. Prácticas de química general inorgánica. Moscú: Mir, 1967.

44-Segueiev

G. Serguéiev, et al. Métodos experimentales de la cinética química. Moscú: Mir, 1975.

47-Shulpin3

G.B. Shulpin. Química para todos. Moscú: Mir, 1990.

48-Smorodinski

Ya. Smorodinski. La Temperatura. Moscú: Mir, 1983.

50-Sorokin

V.V. Sorokin y E.G. Zlótnikov. Comprueba tus conocimientos de química. Moscú: Mir, 1990.

51-Spiridonov

V.P. Spiridonov y A.A. Lopatkin. Tratamiento matemático de datos físico-químicos. Moscú: Mir, 1973.

53-Trifonov2

I.V. Petriánov y D.N. Trífonov. La Magna Ley. Moscú: Mir, 1981.

54-Trifonov3

D.N. Trífonov. El precio de la verdad. Moscú: Mir, 1981.

62-Vlasov

L. Vlasov y D. Trífonov. Química Recreativa. Moscú: Mir, 1972.

65-Voskoboinikov

V. Voskobóinikov, V. Kudrin y A. Yákushev. Metalurgia general. Moscú: Mir, 1982.

67-Yaroslavtsev

A.A. Yaroslávtsev. Colección de problemas y ejercicios de química analítica. Moscú: Mir, 1981.

Espero que esta lista se amplíe en el futuro. ¡Que los disfruten!

Anuncios

11 comentarios en “LECCIONES SOVIÉTICAS DE QUÍMICA PARA EL PUEBLO

  1. Muchas gracias por el acervo y el recuerdo…! Yo los compraba en la feria del libro del pasaje Zocalo-Pino Suarez, hasta que halle que los vendia Servicios Bibliograficos Palomar, que estaba en la esquina de Av Instituto Tecnico Industrial ( circuito interior) y Ribera de San Cosme ( el edificio aun existe) . Todo eso a mediados de los 80’s

    Me gusta

  2. Tuve la suerte de contar con varios de los libros que muestra, es un gran regocijo de revisar siquiera los títulos, ojala pueda volverlo a tener en forma virtual. Gracias y hasta pronto.

    Me gusta

  3. Hola, antes que nada felicitarte por la página. Es cierto lo que dice tu profe…. pero me gustaría añadir algo más: los soviéticos le daban (y le dan) un enfoque más matemático y más formal que la palabrería de los americanos. No veas lo que hecho de menos la URSS, y más ahora con este prepotente de Trump.
    Por favor, podrías resubir los libros?
    Grazas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s